PERSEGUIR LA IMPOSIBLE

La belleza corre, huye, se oculta, desaparece y reaparece, más hermosa que antes.
La belleza está en todas partes, incluso si algunas veces prefiere ser invisible a los ojos.
Es suficiente saberla comprender, secundar su evanescencia y aceptar el juego.
Seguir sus pasos, dondequiera que lleven, porque será una danza más seductora que la misma seducción.

¡Déjate inspirar por Tapì! Pide los Catálogos y descubre nuestras colecciones.